Ya has terminado la remodelación de tu casa, todo lo que querías esta instalado y quedó muy bien. El baño ideal, la cocina ideal y los pisos como los imaginaste, laminados en las habitaciones, porcelanato en sala y comedor, cerámica en baño y patio, todo luce perfecto. Es momento de hacer un aseo general para reubicar tus muebles y entonces surge la pregunta ¿Cómo puedo limpiar los pisos para que luzcan siempre bien y no se deterioren tan rápido? En LISTO queremos brindarte una guía para que puedas limpiar los pisos de tu casa según el material de estos, para que se conserven bien por mucho tiempo.

¡Ten paciencia! Es importante que no limpies tus pisos recién instalados hasta que el proceso de fraguado se complete, pues si no están completamente secas las juntas, la boquilla puede quedar agrietada o levantarse.

LISTO MUNDO CERÁMICO

Iniciemos con el Porcelanato…

PORCELANATO

El piso de porcelanato tiene muy buenas cualidades estéticas y funcionales, requiere buenos cuidados para que tengan una vida útil larga.

Limpieza diaria

Hay una buena noticia, este material no requiere un gran mantenimiento, pero debe realizarse una limpieza diaria para que conserve unas excelentes condiciones. La limpieza diaria debe realizarse con productos no grasosos ni jabonosos pues estos productos, pueden dejarlos manchados u opacos. Debes evitar productos abrasivos que contengan ácidos como sulfúrico o clorhídrico, muriático y similares. Si hay salpicaduras de grasas puedes limpiarlas con un poco de bicarbonato de sodio disuelto en agua y si se derraman bebidas las puedes limpiar con un poco de vinagre diluido en agua. Lo más importante es que en cuanta hayan derramamientos y salpicaduras sobre el porcelanato, los limpies cuanto antes.

Limpieza mensual

Es importante realizar un mantenimiento más profundo por lo menos una vez al mes. Para ello puedes aspirar o barrer con una escoba de cerdas suaves toda la basura y el polvo de la superficie y luego con el trapeador aplicar un producto limpiador adecuado para porcelanatos y seguir las instrucciones del fabricante. Ahora bien, hay diferentes características físicas en los porcelanatos y sus cuidados pueden variar.

PORCELANATO SIN PULIR

Para limpiar este tipo de material más rústico, utiliza una esponja de materiales no metálicos o un cepillo suave para frotar y aplicar el limpiador.

PORCELANATO PULIDO

Este probablemente es el más delicado porque si no realizamos una limpieza correcta podemos quitarle el brillo y mancharlo. Para este tipo de porcelanato lo ideal sería utilizar mopas suaves o paños no abrasivos. Del mismo modo si lo que necesitas es quitar el polvo, utiliza la mopa o algún trapeador seco ya que utilizar la escoba puede dañar el brillo a largo plazo.

PORCELANATO CON TEXTURA

Este tipo de porcelanatos es muy particular pues tiene texturas no uniformes que hacen la labor de limpieza un poco más compleja aunque no mucho, lo que puedes hacer es barrer en todas las direcciones para sacar la suciedad, limpiar con agua caliente si es posible, usar una solución neutra, fregar el piso con un cepillo de cerdas medias o duras según las circunstancias y secarlo con un paño o trapo.

Sigamos con los pisos cerámicos…

PISOS CERÁMICOS

Es muy importante que por ningún motivo realices la limpieza de tu piso de cerámica con productos que contengan amoniaco, ácido muriático o nítrico, varsol o productos demasiado abrasivos que pueden echar a perder el sellado de las baldosas. ¿Puedes utilizar hipoclorito de sodio o blanqueador? Si quieres optar por ese tipo de productos, no lo apliques directamente porque puede dañar la boquilla, lo mejor sería diluirlo en agua según lo recomendado por el fabricante. Entonces ¿Puedes utilizar jabón? Depende, porque hay jabones que tienen algunas partículas o gránulos que pueden rayar las cerámicas.

¿Cómo puedes limpiar los pisos de cerámica?

1. Retira el polvo y la basura con una escoba de cerdas suaves.

2. Realiza la primera trapeada utilizando únicamente agua. También podrías optar por hipoclorito de sodio o vinagre diluido en agua o un producto especializado para este tipo de pisos.

3. En la segunda trapeada puedes utilizar algún aromatizante de tu preferencia. Es importante no hacerlo en la primera trapeada ya que, este tipo de productos tienden a opacar las superficies.

4. Retira los residuos de aromatizante trapeando únicamente con agua y con el trapero bien escurrido.

No utilices pulidoras para brillar las superficies porque si bien a primera impresión pueda que se vea brillante, se corre el riesgo del deterioro rápido del esmalte de la cerámica y se acorta su vida útil.

Y ¿Cómo limpiar los pisos laminados? Vamos a ello…

PISOS LAMINADOS

Los pisos laminados son muy fáciles de cuidar pero no por ello vamos a dejar de hacer una limpieza adecuada. Es importante tener en cuenta varias recomendaciones:

  • Equipar con almohadillas de fieltro los muebles a fin de evitar arañazos.
  • Evitar siempre la humedad continua.
  • Limpiar el piso con paños, trapos o traperos bien escurridos ligeramente humedecidos.
  • Si deseas limpiar con productos de limpieza, comprueba siempre que no queden residuos.
  • No emplear productos que contengan ceras o aceites, lo ideal es utilizar productos especializados para este tipo de pisos.
  • Retirar la suciedad y el polvo con una aspiradora y fregar el piso con un trapo o paño bien escurrido.

¿Mucho trabajo? No tanto la verdad. Tus pisos van a lucir geniales por mucho tiempo y no te vas a arrepentir de tu remodelación. Recuerda que todos los productos para remodelar tu casa los encuentras en LISTO MUNDO CERÁMICO


¿Te gustó? Compártelo con tus amigos!

102
184 shares, 102 points

¿Cuál es tu reacción?

Me gusta Me gusta
14
Me gusta
Me encanta! Me encanta!
12
Me encanta!
Inspirador Inspirador
9
Inspirador
Sorprendente Sorprendente
6
Sorprendente
A comprar! A comprar!
2
A comprar!
Aprendí mucho! Aprendí mucho!
21
Aprendí mucho!